IES JORGE GUILLÉN

Este año se ha vuelto a celebrar el Campamento lingüístico y como el año pasado, las instalaciones del CEULAJ en Mollina, han servido para que 128 alumnos de cinco centros, que estudian alemán bilingüe o de segundo idioma en Andalucía, se reúnan e intercambien ideas, impresiones y experiencias. Los 5 centros participantes han sido el IES San Isidoro (Sevilla), IES El Argar (Almería), IES Poeta García Gutiérrez (Chiclana), IES Monterroso (Estepona) e IES Jorge Guillén (Torrox). Profesores, auxiliares de conversación y estudiantes de Erasmus han ayudado en la coordinación y realización de las diferentes pruebas y actividades. Desde el martes 4 de abril hasta el jueves 6 hemos estado disfrutando de unos días inolvidables, donde la convivencia, la armonía y la solidaridad entre todos han reinado y destacado positivamente en este evento, que esperan con tanta ilusión y ganas cada año los estudiantes de 2º de ESO de estos centros educativos.

Los buenos resultados de estas jornadas vienen reflejados, como consecuencia del trabajo bien hecho, a lo largo de todo un año por parte de los coordinadores de cada centro, ya que son los encargados de reservar, solicitar e informar sobre los distintos eventos a realizar por parte de todos. Son muchos los preparativos, la organización, la planificación y el ensayo de las diferentes actividades, que cada centro prepara y que después mostrará en el Campamento al resto de compañeros. Cada centro educativo se encarga de una tarea concreta y de realizar una actividad diferente, que después expondrá a los demás grupos, teniendo siempre como referencia el idioma que nos une, el alemán, además puede participar con unos 20-25 alumnos. Es el número ideal para que se pueda formar un grupo homogéneo, participativo y que pueda ser controlado por sus profesores. Este año no pueden asistir los alumnos del IES Séneca de Córdoba, así que hay un margen, por si algún centro quiere venir con mayor cantidad. Nosotros participamos con 20 alumnos, de los cuales, 16 son bilingües de alemán y los otros 4 restantes son de alemán 2º idioma, hay también un alumno repetidor, que estuvo el curso pasado en el campamento y este año vuelve a venir, debido a la buena experiencia y recuerdos que tiene. Estos alumnos han sido: Arturo Arrabal, Héctor Heredero, Dani Sánchez, Jaime Palma, Diego Páez, Guido Bauer, Andrés Toro, Alejandro Fernández, Joaquín Martínez, Jonah Rischert, Martín Rotger, Naiara López, Rocío Villena, María Tejada, María García, Marta Ortega, Laura Ruíz, Cecilia Mesa, Estela Pauls y Sophia Duda, siendo acompañados por los profesores Juan Antonio Lobato, Cristóbal Romero y por el lector de este curso, Ricardo Jiménez.

Las actividades realizadas han sido diversas, variadas, enriquecedoras y entretenidas, donde los participantes han elaborado pinturas, bailes, obras de teatro, actividades deportivas y lúdicas, unidas todas ellas por el alemán. Al final de todas ellas, ha quedado tiempo para las conclusiones finales, análisis y evaluación de lo realizado, pero sobre todo, recuperar el sueño atrasado que algunos traen, debido a la convivencia tan positiva realizada, lo que posibilita que se empiece ya a preparar y organizar el próximo campamento, con más ganas e ilusión si cabe que éste. Han sido unos días, pocos pero intensos, donde la paz, la armonía y la solidaridad han estado por encima como valores fundamentales en todas las actividades realizadas. Eventos como estos no pueden dejar de realizarse, ya que se ponen en común ideas, problemas y necesidades, que juntos podemos llegar a solucionar. La enseñanza y la educación necesitan de estos encuentros, donde el esfuerzo, la dedicación y la buena planificación se ven compensados por el buen desarrollo en el transcurso de las actividades. Además, en una sociedad como la actual, donde la globalización juega un papel tan importante, el saber idiomas, la cultura y las tradiciones de una lengua extranjera, son primordiales para el avance educativo y personal. Con este tipo de actividades ganamos todos, alumnado, familias y profesorado. La lengua de unión, el alemán, posibilita el intercambio de experiencias e ideas que nutra nuestro trabajo diario después en el aula. El saber alemán es un plus para nuestro alumnado, es una ventaja que van a tener en su formación y les favorecerá a la hora de seguir sus estudios o de comenzar su actividad profesional.

Hay que agradecer la aportación económica por parte del Consulado de Alemania en Málaga, el Goethe Institut y la Asociación de Germanistas Andalucía (AGA), sin cuya ayuda y colaboración, hubiera sido muy difícil la realización de este campamento; al equipo educativo del IES Jorge Guillén, por permitir la asistencia y participación, una vez más en esta actividad; así como a las familias y alumnado participantes en este evento, por su comprensión, paciencia y buen comportamiento. Alumnos brillantes, que han destacado por su buena conducta, educación y entrega.

Tampoco podemos olvidar las maravillosas instalaciones del CEULAJ o el paisaje de la comarca, donde acompañados de un buen clima han hecho posible, que este campamento sea inolvidable y donde la convivencia entre todos ha resultado ser magnífica. Empezamos ya a preparar el próximo Campamento lingüístico.